La finalidad de este tutorial es darle uso a esa máquina de tricotar que por lo general termina arrumbada en el cuarto de los tiliches. Igualmente podremos utilizar los montones de estambres que hemos acumulado durante años.

Máquina de tricotar, lista para trabajar.

Máquina de tricotar, lista para trabajar.

Una de las ventajas de este tipo de máquinas es que podemos tejer mucho más rápido que cuando tejemos a mano. Además, al ser una máquina, nuestro tejido mantendrá una misma tensión.

La idea es tejer una gran cantidad de cuadritos o parches. Después los uniremos para formar una bufanda, una funda para cojín o inclusive una manta. Esto último lo veremos en la “Parte 2” del tutorial.

Parches de muchos colores.

Parches de muchos colores.

Lo primero que necesitamos es determinar de qué tamaño queremos nuestros cuadritos o parches. Para poder determinar ese tamaño, debemos de saber que existen diferentes estambres y diferentes tensiones en la máquina. Si queremos un punto pequeño usamos un número de tensión bajo. Si queremos un punto grande, usamos un número de tensión alto. Puedes probar con diferentes estambres y tensiones.

Yo por lo general utilizo estambres de peso medio, con una tensión del número 4. Te puedes guiar con el número de agujas o gancho que te recomienda la marca de estambre que compras. Si quisieras un poco más abierto el punto, sube la tensión a 5 ó 6, o bien, si lo quisieras más cerrado, bájala a 2 ó 3. ¡Diviértete probando!

En la siguiente imagen te muestro tres parches para que puedas notar cómo varían de tamaño si cambiamos el grosor del estambre, así como la tensión. El rosa (estambre grueso) está tejido con tensión 8; El gris (estambre mediano) está tejido con tensión 4; y por último el menta (estambre delgado) está tejido con tensión 1. Para los tres parches monté 20 agujas y tejí 40 vueltas.

Diferentes tensiones y diferentes estambres.

Diferentes tensiones y diferentes estambres.

Recuerda que la tensión la regulas con el dial.

Determinar el número de tensión.

Determinar el número de tensión.

Cuando pruebes los estambres y tensiones haz cuadritos de 20 agujas por 40 vueltas. El tamaño que obtengas te servirá para calcular cuántas agujas montar y cuántas vueltas tejer para sacar la medida que quieras que tu cuadrito tenga.

Para obtener este tamaño (ancho y largo), lo que necesitamos saber es cuántos puntos o agujas caben en una pulgada (ancho), así como, cuántas vueltas caben en una pulgada (largo). Si prefieres usar centímetros, puedes hacerlo.

En mi caso, yo quería que mi cuadrito midiera 4 pulgadas de ancho. Si en una pulgada me caben 5 puntos (agujas), para obtener 4 pulgadas, necesito montar 20 agujas.

Determinar el número de agujas que usaremos.

Determinar el número de agujas que usaremos.

Para determinar mi largo, en una pulgada me caben 8 vueltas. Por lo tanto, tengo que tejer 32 vueltas, para que mi cuadrito me quede de 4 pulgadas por 4 pulgadas.

Determinar el número de vueltas que tejeremos.

Determinar el número de vueltas que tejeremos.

Ya puedes empezar a tejer tus montones de cuadritos. En la segunda parte del tutorial vamos a saber cómo unirlos para poder hacer nuestra bufanda, funda de cojín o manta.

¡Espero que te diviertas mucho dándole uso a tu máquina! Si tienes alguna duda escríbeme. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *